1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://enbrasil.about.com/od/ciudadesdebrasil/a/Brasilia-La-Capital-Brasile-Na.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Brasilia, la capital de Brasil

Un paseo por la historia y la arquitectura en el Distrito Federal

Por

Brasilia, la capital de Brasil

Catedral de Brasilia, obra del Arquitecto Oscar Niemeyer

foto © 2006 Ana Schlimovich
Brasilia, la capital de Brasil

En la Plaza de los Tres Poderes están los edificios del Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial.

foto © 2006 Ana Schlimovich

La capital de Brasil es una de las pocas ciudades planificadas del mundo. Emblema del racionalismo modernista, declarada Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad por la Unesco, centro de negocios y política, Brasilia brilla en pleno desierto con una identidad tan propia como controversial.

La época de los grandes ideales

En 1954, el presidente Getulio Vargas aprobó el proyecto de mudar la capital administrativa del país de la bonita Rio de Janeiro al desértico estado de Goiás, en el centro del mapa brasileño. En ese mismo año Vargas se suicidó, dejando el legado de la construcción de la ciudad al sucesor electo, Juselino Kubitschek, quien fijó la meta de alcanzar “50 años de progreso en 5 años”. Para ello creó el Novacap (Compañía Urbanizadora de la Nueva Capital), entidad que organizó un concurso para presentar un plan maestro de urbanización.
El proyecto ganador, inspirado en el modelo de la “Ciudad radiante” de Le Corbusier, cuya base era conseguir un estándar de bienestar mínimo para la población, separando las vías peatonales de las de vehículos y componiendo grandes espacios verdes en el entorno urbano, fue el del arquitecto Lúcio Costa, quien se desenvolvió como el principal urbanista de la ciudad. El talentoso Oscar Niemeyer – amigo cercano de Lúcio- fue el responsable por la mayoría de los edificios públicos y Roberto Burle Marx, otro gran colaborador para el desarrollo urbano del país desde los años 60, tomó la posta en el diseño del paisaje.

La tendencia política de todo el equipo creativo –y del propio presidente- era socialista, por eso el plan consistía en inventar una ciudad "utópica" en la que pudiera eliminarse las diferencias sociales; por esta razón, la ciudad también es conocida como "Capital de la Esperanza", título otorgado por el escritor francés André Malraux.

Kubitschek consiguió alcanzar su meta en tiempo y forma, las monumentales obras que comenzaron en octubre de 1956 concluyeron cuatro años después. La flamante ciudad, que comparte con San Petersburgo, Washington DC, Canberra, Putrajaya –Malasia- y Naypyidaw -la nueva capital de Birmania- la particularidad de haber sido expresamente planificada y construida para ser capital nacional o sede administrativa, fue inaugurada el 21 de abril de 1960.

El plan maestro

Vista desde lo alto, desde la Torre de Televisión que está ubicada en el corredor central, se distingue la forma de avión o cruz que caracteriza la ciudad.
La Plaza de los Tres Poderes, a 10 cuadras de la torre, equivale a la cabina del avión, allí se encuentran el Palacio de Planalto —sede del poder ejecutivo—, el Palacio del Congreso —sede del Congreso Nacional— y el Palacio de Justicia —sede del Supremo Tribunal Federal—.
La amplia avenida llamada Explanada de los Ministerios, concentra toda la administración federal en una hilera de edificios idénticos y vendría a ser el fuselaje de la nave, mientras que la parte trasera está ocupada por el complejo de edificios de la administración local, con destaque del Palacio de Buriti, sede del gobierno del Distrito Federal.
Por último, las alas están formadas por las supercuadras -manzanas con once edificios de seis pisos, elevados sobre columnas para que se pueda circular a pie por debajo de ellos-. Cada supercuadra alberga unas 3 mil personas y cuatro de ellas conforman una unidad vecinal. En cada unidad se puede llegar caminando a un parque, un jardín de infantes, una iglesia, un cine, un centro comercial y un campo deportivo.
De eso se trataba la "Ciudad Radiante", de lograr una ciudad peatonal, aunque infelizmente en la actualidad la capital se encuentre, como toda metrópolis, atiborrada de autos.
La verdad es que el plan no funcionó demasiado bien en la práctica. Las distancias son enormes entre los distintos monumentos aruqitectónicos y turísticos, con lo cual hay que recurrir a taxis, ómnibus, Metro o alquilar un auto para moverse por la ciudad.

Independientemente de logros o fallas, Brasilia ofrece un circuito arquitectónico único, un abanico cultural de una creatividad y calidad sorprendentes y múltiples bares y restaurantes siempre concurridos, en cuyas mesas y barras a veces se deciden los acontecimientos que marcan el rumbo de todo el país.

Cómo llegar:

Chequea los vuelos desde tu ciudad aqui

Por tratarse de una ruta frecuente, volar a Brasilia no es caro y es definitivamente la mejor opción. Desde Rio de Janeiro, São Paulo y Salvador hay vuelos diarios por TAM, Gol, Varig y Webjet.

El Aeropuerto Internacional Juscelino Kubitschek está a 11 kilómetros de la ciudad. Son 15 minutos de taxi hasta el centro o 30 minutos de ómnibus hasta la Terminal de Omnibus, también en el centro.

Dónde dormir:

El Royal Tulip Brasilia Alvorada es el hotel más sofisticado de la ciudad. Para ver precios y hacer reservas, click aqui

Dónde comer:

Beirute. SCLS 109, Bloco A, loja 2/4. Ala Sur. T: +55 61 3244 1717.
El más bohemio y tradicional bar de la capital.

Rayuela. 412 Sul, bloco B, loja 3, Ala Sur. T: + 55 61 3346 9006
Restaurante cultural, librería y bistrô.

Aquavit. Setor de Mansões Lago Norte. ML12 conjunto 1 casa 5. T: +55 61 3369 2301/ 9167-0000.
Del premiado chef dinamarqués Simon Lau Cederholm.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. En Brasil
  4. Ciudades de Brasil
  5. Brasilia, la capital de Brasil

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.